Avisar de contenido inadecuado

La Primavera Del Parlamento Nacional

{
}

La Primavera Del Parlamento Nacional/PYSN Noticia

Escribe: Américo Acevedo Romero

Cronista Parlamentario

EL primer Congreso Constituyente se dió hace 177 años luego de una abrumadora mayoría de Representantes de tendencia republicana en fiel cumplimiento del Decreto del 18 de septiembre de 1822, cuya Mesa Momentánea la presidio el eclesiástico Toribio Rodriguez de Mendoza, diputado elegido por Lima y Trujillo; teniendo como Secretario a José Sánchez Carrión  (20 de septiembre al 20 de octubre de 1822). Los 56 señores diputados reunidos en la antigua capilla de la Universidad de San Marcos, ubicada entonces en parte del terreno que corresponde actualmente al Palacio Legislativo. Ante él renunció San Martín, dejando a la nación en libertad de labrar su propio destino, con estas palabras: "Al depositar la insignia que caracteriza al Jefe Supremo del Perú, no hago sino cumplir con mis deberes y con los votos de mi conciencia. Si algo tienen que agradecerme los peruanos, es el ejercicio del Supremo Poder, que por imperio de las circunstancias me hizo obtener. Hoy que felizmente lo dimito, yo pido al Ser Supremo el acierto, luces y tino que necesita el Congreso para hacer la felicidad de sus representados. ¡Peruanos! Desde este momento queda instalado el Congreso Soberano, y el pueblo reasume el Poder Supremo, en todas sus partes."

Luego fue elegido su primer presidente de la Junta Directiva el abogado arequipeño Francisco Javier de Luna Pizarro, vice-presidente don Manuel Salazar y Baquijano, secretarios Francisco Javier Mariátegui y José Sánchez Carrión. Se hizo el histórico anuncio: "Que el Congreso Constituyente del Perú esta solemnemente constituído e instalado; que la soberanía reside esencialmente en la nación, y su ejercicio en el Congreso que legítimamente la representa."

Estos primigenios poderes parecieron a los Constituyentes una suerte de paraiso celestial inventado por los hombres, estaba integrado por eclesiásticos, abogados, médicos, propietarios, militares, marinos, empleados, comerciantes y mineros; desde su instalación hasta su clausura el 10 de febrero de 1824, dictó 143 leyes y resoluciones, expidió 388 órdenes y decretos y su Secretaria dirigió 419 oficios. 

 Así nació el Perú como una nación libre e independiente a raíz de un largo proceso emancipador, iniciado desde las primeras rebeliones de indígenas y criollos, con su momento cumbre cuando declaro su Independencia el 28 de julio de 1821, vínculado a un ideal democrático para garantizar la plena vigencia de los derechos y deberes de hombres y mujeres; se propuso consolidar un único ordenamiento jurídico y político propio. Asimismo, invocó su primera constitución política en busca de un bienestar general. El mayor significado del Primer Congreso Constituyente fue garantizar la división del poder en tres esferas distintas: Ejecutiva, legislativa y judicial.

EL Parlamento, es el centro de gravedad político de cualquier Estado que se presume de democrático. En los regímenes presidenciales como el nuestro, el Congreso de la República se límita casi exclusivamente a funciones legislativas. Y sólo ejerce de manera excepcional facultades de control político que, generalmente se desatan gracias a escándalosos hechos que protagonizan personajes pintorescos con mantos de impunidad y corrupción. Quizás la Representación Nacional esta interpelada y devaluada porque la política peruana nace y se desarrolla siguiendo dos caminos diferentes y contrapuestos: el uno junto al pueblo y el otro contra el pueblo. Estos dos caminos que pueden tipificar la historia política del Perú, en la que permanentemente la pugna de intereses nacionales y anti-nacionales define y determina su destino, son también los "pasos perdidos" cuyas las corrientes no logran cavar un solo cause a lo largo de casi dos centurias de vida republicana, trágica y meláncolica sin proyecto político alguno.

Quien puede negar la grandeza inmortal de José de San Martín y Simón Bolivar ante la historia continental de América. La constancia fue la virtud que los caracterizaba a estos paladines, casi solos en medio de la adversidad; prueba irrefutable de grandeza ante la historia y  al fin, y por el rigor de la fortuna abrazaron la gloria. De esta escuela política nadie hoy merece compararse en siquiera un ápice de estos titanes de la libertad. Poseían un inmenso caudal de humildad que despreciaban en aras de la libertad de América. Perseguidos por su suerte, oprimidos en muchas ocasiones por la fuerza enemiga no desmayaron jamás en su empeño hasta que lograron triunfar a fuerza de valor supremo. Entregaron la libertad desde la mar inconmensurable hasta las alturas de los Andes. Bien ha sentenciado el ilustre tribuno Javier Valle Riestra: "Ni con el oro ni con los exclavos", en clara alusión a "congresistas" que carecen de luces y conocimientos, porque no basta con gritar y quejarse que el periodismo es el malo. El periodismo político tiene extraordinarios derroteros y méritos evidentes que despedazo los sillones de doctor e ilustres decanos del saber, para hoy ocuparnos de gente grosera y venenosa que no tiene la menor idea de qué es pulcritud administrativa.

En todos estos últimos años el Perú todavía no logra conocer con fehaciente claridad a los "personajes de la política acriollada", sean de derecha o de izquierda, que se despojan de sus caretas: unos las de la dignidad y la decencia y otros las de la revolución de palabras y papeles chamuscados. Resulta vergonzoso para el poder político haber perdido el control de la gente y la calles. Sólo las dictaduras utilizan como política la pervesión del lenguaje y el quehacer periodístico como una necedad. La pluma, es el arma del genio que algunas veces deja caer sobre la tierra, para castigar a los necios e iluminar a los pueblos. Sepan por siempre los "poderosos de ahora" que jamás la mentira hizo bien el papel de la verdad. Como la franqueza es el idioma del corazón, como el veneno es fruto de la traición.

César Vallejo, nuestro poeta universal, escribió: "Me viene, una gana ubérrima política". Oh, canto intelectual y silencio.

 PYSN Opinión

¡¡Atrévete a conocer la noticia entra a la nueva PYSN Noticias Haciendo Click!! Aqui

{
}
{
}

Deja tu comentario La Primavera Del Parlamento Nacional

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre